Juego
CLOSE
CLOSE

Blog

14 MAY
COMO REDUCIR LA SAL EN LAS COMIDAS

La sal es un condimento fundamental en la cocina occidental desde hace siglos y es difícil prescindir totalmente de ella.

Hace mucho tiempo, este mineral empezó a emplearse como un conservante para prolongar la duración de algunos alimentos, pero gracias a las tecnologías y métodos de conservación actuales no es necesaria su inclusión en la gastronomía a los niveles que utilizamos hoy.
 
Aún siendo utilizada únicamente para sazonar los platos, su consumo se eleva a más del doble recomendado según la Organización Mundial de la Salud, que aconseja un máximo de 6g al día.
 
Esto provoca un riesgo para nuestra salud asociado a la hipertensión, insuficiencia renal y retención de líquidos. Por ello, muchas personas que padecen alguno de estos problemas se ven obligadas a reducir su nivel de ingesta de sal diaria.
 
Está demostrado que el nivel de consumo de la sal se puede educar, es decir, si reducimos su cantidad nuestro paladar se acostumbra optando por sabores menos salados. 
 

¿Dónde encontramos la sal?

 
Los alimentos contienen un 10% de sodio, así que su consumo, aunque sea en productos frescos está siempre presente en nuestra dieta. El sodio es un componente natural que en su debido nivel de ingesta no daña nuestra salud.
 
El problema del incremento de sal en los alimentos proviene de su proceso de producción, durante el cual se le añade un 75% de la sal que ingerimos. Los alimentos procesados contienen gran cantidad de sal y debemos evitar exceder de ellos.
 
El 15% restante es el que añadimos mientras cocinamos, en nosotros también está la clave para reducir estos niveles.
 

Consejos prácticos

  • Consume más alimentos frescos y evita los procesados. Conseguirás bajar los niveles de sodio y evitarás futuros problemas de salud.
  • Sazona con hierbas aromáticas, vinagre, limón,...Experimenta con los sabores. Menos sal no significa menos sabor.
  • Sustituye la sal de mesa por sal marina. Ésta túltima tiene un sabor más intenso, por lo que puedes utilizar menos cantidad.
  • Utiliza sal baja en sodio para reducir los niveles hasta la mitad.
 

Deja tu comentario

Nombre *
Email *
 
 
  ENVIAR